P. Antonio Reyes es el nuevo Párroco de Minero

16780326_10208760298908895_62950296_n

La misión que se les ha encomendado a los sacerdotes es la de desempeñar la tarea pastoral para que los fieles busquen al Señor, fue el mensaje central de la Homilía de Mons. René Leigue durante la Posesión del nuevo Párroco de la Parroquia San Isidro Labrador de minero, P. Antonio Reyes Sebastiani OFM Cap. El nuevo párroco de Minero nació en Lima Perú y fue ordenado sacerdote el 20 noviembre 2014.

La Celebración Eucarística de posesión se realizó el domingo 12 de febrero a las 08:30 horas, estuvo presidida por el Obispo Auxiliar de Santa Cruz, Mons. René Leigue y fue concelebrada por el P. Christian Meza OFM Cap, P. Ivica Vbrich OFM Cap y el P. Antonio Reyes Sebastiani OFM Cap.

Monseñor René durante su homilía dejó claro que la misión que se les ha encomendado a los sacerdotes es la de desempeñar la tarea pastoral para que los fieles busquen al Señor. La Iglesia ha encomendado a nuestro párroco el crecimiento de estos fieles, la tarea de crear comunión.

16754753_10208760299228903_1523082605_n

Al concluir la homilía, se dio paso a la renovación de las promesas de ordenación de P. Antonio Reyes haciendo mención especial de los lugares de la celebración del templo: la pila bautismal, donde a través del sacerdote, renacemos a la fe por el agua así como, del lugar penitencial, donde el nuevo párroco debe administrar con mucha misericordia el sacramento del perdón de Dios.

16787996_10208760299788917_421830832_n

Como rito final el P. Antonio, recibió la llave del sagrario, que conserva el Pan eucarístico, para llevarlo a enfermos, a los ancianos y a todos aquellos que no pueden formar parte de la Eucaristía. Así mismo, como párroco el P. Antonio, debe procurar que seamos nosotros, los fieles, los que participemos de la adoración eucarística y cuidar de que la vela que le da luz, permanezca siempre encendida para mostrarnos que Dios está presente. Debe ser hombre de Dios y de comunión.

16780077_10208760300308930_643662533_n

Al finalizar la comunión el P. Antonio agradeció a Dios por la confianza depositada en él, a los obispos, que son los que envían a los sacerdotes, a sus hermanos Franciscanos Capuchinos, a las hermanas religiosas, a las autoridades presentes y a todos los fieles que juntos buscaran hacer que la familia parroquial sea un verdadero testimonio del amor de Dios en nuestras vidas.

16780326_10208760298908895_62950296_n16808375_10208760300708940_1631058183_n