Monseñor Estanislao revela las claves de la preparación al Sínodo sobre los jóvenes convocado por el Papa Francisco

????????????????????????????????????

A convocatoria del Papa Francisco, la Iglesia Católica realizará un Sínodo de los Obispos sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Esta convocatoria ha sorprendido a muchos y despertó gran interés en toda la Iglesia y la sociedad. “La Iglesia quiere saber cómo son los jóvenes católicos de hoy” dice Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz y responsable de la sección juventud de la Conferencia Episcopal Boliviana.

El Secretario General del Sínodo de los Obispos ha enviado a las Iglesias, organismos y jóvenes de todo el mundo el documento preparatorio. Monseñor Estanislao se tomó el trabajo de explicar detalladamente este documento y revelar las claves de esta mirada a la juventud.

El documento Preparatorio del Sínodo de los Obispos sobre la juventud de hoy.

El Secretario General del Sínodo de los Obispos, Card. Lorenzo Baldisseri, el día 13 de enero de 2017 ha presentado el Documento Preparatorio de la XV Asamblea General Ordinaria sobre: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” que se realizará en el mes de octubre del año 2018 en Roma.

Con el Documento Preparatorio -dirigido a los Sínodos de los Obispos y a los Consejos de los Jerarcas de las Iglesias Orientales Católicas, a las Conferencias Episcopales, a los Dicasterios de la Curia Romana y a la Unión de Superiores Generales”- se da inicio a la fase de consulta a todo el Pueblo de Dios. Esto es para recopilar información sobre la situación real de las personas jóvenes de hoy en una variedad de contextos de su vida. Es necesario discernir para elaborar adecuadamente el “Instrumentum laboris”-documento de trabajo de la Asamblea Sinodal. Esta consulta está dirigida también a todos los jóvenes del mundo a través de un sitio web, con un cuestionario sobre sus expectativas y su vida.

El Card Baldisseri ha señalado que el Sínodo dedicado a la temática de los jóvenes de hoy es una continuación de un camino recorrido de la Iglesia bajo la conducción pastoral del Papa Francisco, subrayando en el Documento Preparatorio la centralidad de la alegría y del amor. Es una clara referencia a la Exhortación Apostólica “Evangelii gaudium” y la Exhortación Apostólica Post-sinodal Amoris laetitia . También hay referencias a las Encíclicas “Laudato Si ‘” y “Lumen fidei”. 

El documento consta de tres partes y se elaboró con el método de ver, juzgar y actuar. La primera parte nos invita a escuchar a la realidad del joven de hoy, la segunda muestra la importancia del discernimiento a la luz de la fe, para tomar decisiones que corresponden a la voluntad de Dios y el bien de la persona, y la tercera se centra en la pastoral juvenil vocacional en la comunidad eclesial presentándolos como imagen bellísima del “discípulo amado”. (Jn13, 23).

La primera parte titula ” Los jóvenes en el mundo de hoy”

Esta parte tae la descripción de la situación de los jóvenes en la realidad de hoy, dependiendo de las circunstancias específicas de cada región y de cada realidad.

Para hacer dicha descripción esa parte se refiere a algunas investigaciones específicas para poder profundizar el tema del discernimiento vocacional: pj. Todo eso lo que se refiere a la nueva cultura  “cientificista”, a menudo dominada por la técnica y por las infinitas posibilidades que ésta promete abrir, en cuyo interior no obstante «se multiplican las formas de tristeza y soledad en las que caen las personas, entre ellas muchos jóvenes» (Misericordia et misera). La problemática de desempleo, la corrupción, la inseguridad, la violencia, el alcoholismo, narcotráfico y la drogadicción.

“Este capítulo no ofrece un análisis completo de la sociedad y del mundo, sino que tiene presente algunos resultados de la investigación en el ámbito social útiles para abordar el tema del discernimiento vocacional, a fin de «dejarnos interpelar por ella en profundidad y dar una base concreta al itinerario ético y espiritual» (Laudato Si’, 15)”.(Documento Preparatorio). 

La segunda parte del documento se llama “Fe, Discernimiento y Vocación”.

Recalca que la fuente de discernimiento de la vocación es “la fe como una participación en la forma de ver a Jesús”.  El hombre, “en diálogo con el Señor y escuchando la voz del Espíritu” toma decisiones fundamentales. Sólo el discernimiento adecuado y correcto permitirá al joven a encontrar realmente su único camino personal de la vida.

Este proceso describen las tres palabras usadas en Evangelii gaudium, #51-

  • reconocer(que es lo que sucede en su interior),
  • interpretar(lo que se ha identificado),  
  • elegir(la acción real de la libertad humana y la responsabilidad personal para tomar las decisiones).

El documento explica que el término “la vocación” debe entenderse en un sentido amplio, tal como se aplica a una amplia variedad de posibilidades para la realización personal de la vida en la alegría del amor y de darse enteramente de sí mismo a Dios y a otras personas. Se trata de encontrar las formas concretas en las que esto puede ocurrir a través de una serie de opciones que propone la vida como el matrimonio, el sacerdocio, la vida consagrada, la profesión, la participación en la política y/o otras actividades.

La tercera parte titula “La acción pastoral”

Aquí se pone el acento en la importancia para la Iglesia del acompañamiento a los jóvenes en el proceso de acoger con alegría el Evangelio en nuestros tiempos, que está marcado por la incertidumbre y la inseguridad en todo sentido.

“El propósito de este capítulo es concentrar la atención en lo que implica tomar en serio el desafío del cuidado pastoral y del discernimiento vocacional, teniendo en consideración cuáles son los sujetos, los lugares y los instrumentos a disposición”. (Documento Preparatorio).

El sujeto de la pastoral siempre es el joven, y al mismo tiempo es protagonista y beneficiario. Todos los jóvenes sin excepción. La iglesia les pide a los jóvenes de hoy que le ayuden a identificar cuáles son o pueden ser los métodos y maneras más efectivas y apropiadas hoy día para proclamar la Buena Nueva entre los jóvenes.

Para la acción pastoral también se necesita – como menciona el documento, las personas que son como puntos de referencia para el joven: en primer lugar los padres, después los sacerdotes, personas consagradas, los educadores en los colegios o catedráticos en la universidad.

Estas personas deben tener la autoridad, una clara identidad, una pertenencia sólida a la iglesia, una visible calidad espiritual. La responsabilidad por la acción pastoral recae sobre toda la comunidad cristiana.
La actividad pastoral se realiza, según el Documento Preparatorio, en la vida cotidiana, en el compromiso social, en los ámbitos específicos de la pastoral para jóvenes como Jornadas Mundiales de la Juventud, Jornadas diocesanas y parroquiales, oratorios, universidades, escuelas, voluntariado, actividad social, los centros de espiritualidad, experiencia misionera, peregrinaciones, piedad popular como también las asociaciones y los movimientos eclesiales. Un nuevo espacio para la actividad pastoral se abre en el “mundo digital”, con las nuevas posibilidades, pero también con nuevos riesgos y peligros.

Dicho documento menciona también la necesidad de usar los lenguajes adecuados en la pastoral con los jóvenes.

“A veces nos damos cuenta que entre el lenguaje eclesial y el de los jóvenes se abre un espacio difícil de colmar, aunque hay muchas experiencias de encuentro fecundo entre las sensibilidades de los jóvenes y las propuestas de la Iglesia en ámbito bíblico, litúrgico, artístico, catequético y mediático. Soñamos con una Iglesia que sepa dejar espacios al mundo juvenil y a sus lenguajes, apreciando y valorando la creatividad y los talentos.” (Documento Preparatorio)

Por último, no hay discernimiento sin cultivar la familiaridad con el Señor y el diálogo con su Palabra, la Lectio Divina, oración, silencio y contemplación.

Al final del Documento se encuentra el Cuestionario cuyo objetivo es: “ayudar a los organismos a quienes corresponde responder, a expresar su comprensión del mundo juvenil y a leer su experiencia de acompañamiento vocacional, a efectos de la recopilación de elementos para la redacción del Documento de trabajo o Instrumentum laboris.”

Dicho Cuestionario se compone de tres partes.

  1. Recopilar datos estadísticos
  2. Preguntas generales (son 15)
  3. Preguntas específicas (son 3) para los diferentes regiones del mundo. Solo los habitantes de dicha región deben responder. La novedad de dicho cuestionario es que se quiere compartir con toda la Iglesia las experiencias más interesantes de diferentes partes del mundo que puedan enriquecer y ser útiles para los demás.

Finalmente, me permito resumir el Documento Preparatorio presentado por La Secretaria General del Sínodo de los Obispos, en tres palabras claves:

1.- Salir – de los esquemas pastorales para encontrarse con el joven de hoy.

2.- Ver – con los ojos de jóvenes la realidad de ellos.

3.- Llamar o invitar – para estar con los jóvenes.

El Card. Baldisserri terminando la presentación del Documento Preparatorio dijo que sobre la base de las respuestas recibidas será elaborado el “Instrumentum laboris”, que recibirán los participantes en la Asamblea del Sínodo de los Obispos sobre la juventud.

Con mi especial bendición, les saludo a todos animándoles y deseándoles una buena preparación,

Mons. Estanislao Dowlaszewicz

Obispo Auxiliar de Santa Cruz y responsable de la sección juventud de la Conferencia Episcopal Boliviana.

Fotografía; Lic. Marianela Campero.