Comisión -Delegación Episcopal de Obras de Servicio Social

COMISIÓN – DELEGACIÓN EPISCOPAL DE OBRAS DE SERVICIO SOCIAL

Delegado: P. Octavio Sabbadin sdb         Tel/Fax 354-1100 700-74462

Hogar Don Bosco: Av. Centenario              Tel Comunidad: 353-5650

Casilla 1584                                           Hogardonbosco@cotas.com.bo

La misión de esta delegación es:

  • Representar en este campo a la Iglesia Católica, comprometida con los más pobres y marginados, actuando de una manera unitaria frente a las Instituciones públicas y a la sociedad.
  • Fortalecer y hacer respetar los convenios inter-institucionales, entre Iglesia y Estado, mejorando las condiciones y el cumplimiento de los mismos.
  • Promover la concientización y solidaridad de la población, frente a la realidad y problemática de los Hogares, y de los grupos humanos más necesitados (niños, jóvenes, ancianos).
  • Favorecer la participación de los Hogares en la vida y actividades de las Parroquias y viceversa.
  • Unir los esfuerzos de todos los hogares para una mayor eficacia en su labor y en sus justas reivindicaciones.
  • Tutelar el funcionamiento de los Hogares para asegurar la más alta calidad humana, psicológica y cristiana de la formación que se da a los internos.
  • Apoyar a las Instituciones que tienen problemas o enfrentan dificultades.

En la Arquidiócesis de Santa Cruz existen veinticinco hogares, bajo la responsabilidad de organismos eclesiales, para impedidos, huérfanos, niños abandonados, ancianos desamparados y recuperación de drogadictos. La manutención de estas obras de caridad supone un gran esfuerzo de solidaridad. Por eso es coordinado por un Delegado Episcopal que mantiene al mismo tiempo las relaciones necesarias con el Estado.

Los hogares desarrollen un servicio de mucho valor a las personas más necesitadas de nuestra sociedad. Sin embargo, sufren muchas carencias. Se sugiere implementar “hermandades” con diferentes parroquias para lograr una colaboración económica y promover la amistad con ellas. Se ha de concientizar tanto en el ámbito de la Iglesia como de la sociedad para que las comunidades eclesiales y autoridades civiles se comprometan a prestar la colaboración y atención necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *