Pastoral Familiar

Comisión Arquidiocesana de Pastoral Familiarlogo pastoral familiar

Asesor: Hno. Héctor Pinto Cel: 76015139 e-mail: pastoralfamiliarscz@gmail.com

INTEGRANTES:

Carlos Pinto y Liliana Cruz

Ronald Méndez y Elizabeth López

Gustavo de la Riva y Claudia Chávez

Hugo Calderón y Rosario Ángulo

Rosa Castro – Cooperadora

 Plan Pastoral de Santa Cruz (2009-2013)

IGLESIA AL SERVICIO DE LA VIDA

Objetivo Específico:

Apoyar a la familia, célula fundamental de la sociedad y de la Iglesia, uno de los tesoros más grandes de los pueblos latinoamericanos, para que desde su vocación cristiana forme un hogar, comunidad de amor, primera responsable de la educación humana y cristiana de los hijos.

“Dado que la familia es el valor más querido por nuestros pueblos, creemos que debe asumirse la preocupación por ella como uno de los ejes transversales de toda acción transformadora de la Iglesia. En toda diócesis se requiere una Pastoral Familiar “intensa y vigorosa” para proclamar el evangelio de la familia, promover la cultura de la vida, y trabajar para que los derechos de las familias sean reconocidos y respetados” (DA 435)

LINEAS DE ACCIÓN

  • Comprometer de una manera integral a las otras pastorales a favor de la familia, dadas las amenazas y ataques que se ciernen sobre la propia identidad, impulsando proyectos y programas comunes, que promuevan su evangelización.
  •  Es necesario estudiar y abordar las causas de la crisis de la institución familiar para encontrar vías de solución.
  •  Debemos acompañar con prudencia y amor, siguiendo las orientaciones del Magisterio, a todas las familias y en particular a las parejas que viven en situación irregular.
  • Seguir poniendo atención particular a los niños abandonados y huérfanos para que encuentren, por la solidaridad cristiana, acogida y amparo, que les permita crecer y formarse con la dignidad de hijos de Dios.
  • Procurar que los adultos mayores merezcan la atención y el respeto que merezcan, por parte de su familia y de la sociedad.

METAS

  • Coordinar los centros de orientación familiar, los movimientos familiares y todas las instituciones para que, aunando esfuerzos propugnen el ideal cristiano de familia.
  • Ofrecer desde la comunidad parroquial, en colaboración con instituciones y movimientos familiares, una preparación a largo, mediano y corto plazo para la celebración del sacramento del matrimonio.
  • Instaurar en todas las parroquias, de manera prioritaria, la catequesis familiar, como espacio privilegiado de preparación a los sacramentos de iniciación cristiana.
  • Organizar a nivel diocesano y parroquial un servicio especial de atención al problema generalizado del alcoholismo en las familias, puesto que éste es un factor desintegrador de las mismas.

 

Deja tu comentario