Franciscanas Angelinas: Oración, empeño y alegría

SOR   DSC05307

Durante estos días y hasta el 24 de agosto, se encuentra en el país Sor Lamberta Torrebruno, Madre General de las Franciscanas Angelinas que reside en Roma y que está visitando las fraternidades de Santa Cruz, Chiquitos, Montero y Puerto Suárez en Bolivia. Sor Lamberta accedió de manera muy sencilla a conversar con nosotros.

Al hablar, la hermana Lamberta no puede evitar mezclar Italiano y Portugués pues vivió en el país amazónico (Brasil) por 16 años. Atenta a su interlocutor se expresa de manera sencilla y con mucha cordialidad.

“Las Franciscanas Angelinas me conquistaron”

Sor Lamberta Torrebruno entró a la congregación hace 44 años atraída por la fraternidad que le mostraron las hermanas “las hermanas Franciscanas Angelinas me conquistaron con el Carisma de San Francisco y el carisma de la madre Clara Ricci nuestra fundadora” reconoce al recordar sus primeros días en el convento.

Con el deseo de realizar la misión fuera de su país, se fue formando en letras y espiritualidad; después trabajó como profesora y finalmente en 1975 llegó el llamado misionero para ir a América Latina. De esa forma llegó a Brasil donde hizo comunidad con dos hermanas Bolivianas.

En Brasil se quedó 16 años dedicada a la formación de las más jóvenes “mis novicias de aquellos tiempos son ahora maestras y superioras de las casas de Brasil” recuerda con cariño.

La madre Lamberta, ha sido madre General de la congregación angelina durante dos períodos consecutivos de 6 años. El 2013 termina su termina su mandato que piensa poner a disposición para dar espacio a las más jóvenes.

“Admiro al Cardenal Terrazas”

“Yo admiro muchísimo al Cardenal porque es una persona extremadamente rica en espiritualidad, es un profeta. Tuve ocasión de conocerlo y siempre me dio la impresión de ser una gran persona, una persona que hizo historia y es parte de la historia de la Arquidiócesis y de Bolivia”.

Pastoral vocacional ¿cómo dar fruto?

No se puede negar que la pastoral vocacional de las hermanas Franciscanas Angelinas da fruto. De hecho, Sor Lambeta afirma que “las casas de formación son la niña de los ojos de Dios y de la madre –María- también, son  verdaderamente nuestros tesoros” remarca. Curiosos de saber qué es lo que están haciendo bien las Franciscanas Angelinas, le preguntamos a sor Lamberta, cuáles son desde su punto de vista, los pilares para una buena pastoral vocacional. Ella respondió:

-      La Oración sin duda: Las hermanas están rezando mucho, ofreciendo sacrificios porque todo lo que hacen lo hacen con amor, con disponibilidad

-      También el empeño (que podemos traducir en constancia y tenacidad) que tiene cada hermana sea en la oración o  en el contacto con las jóvenes que encuentran.

-      También el empeño en la comunicación de valores hoy en día es muy importante.

-      La evangelización de los jóvenes es muy importante, ellos tienen sed de Dios y nosotros tenemos que mostrar con nuestra vida la alegría de haber respondido a Jesús con nuestro Sí.

-      Tampoco hay que olvidar que la alegría bien vivida es transparente, la vida consagrada es algo transparente y que las personas pueden ver.

-      Hay que ayudar a los jóvenes a crecer fuertes  porque tenemos que reconocer que hoy en día hay muchas propuestas, que no son las más correctas, y nosotros tenemos estar presentes con la nuestra. Yo siempre digo, no existe una vida mejor que la nuestra, la vida consagrada, es una vida bellísima y tenemos que mantener el entusiasmo siempre”.

Atentas a las necesidades de la Iglesia.

La Madre Lamberta nos advirtió que nuestra sociedad está cambiando mucho, por eso le preguntamos ¿Qué tienen las Angelinas para ofrecerle a la Iglesia y a la sociedad hoy en día?

“Esta comunicación de valores humanos y cristianos, yo pienso que esto es importante, sobre todo en nuestro caso el mensaje de San Francisco es muy actual. Él que se dedicó a todas las necesidades de la Iglesia y no tuvo miedo cuando entendió que debía reconstruir la Iglesia.

Nuestra fundadora, la Madre Clara, fue una madre valiente, caritativa y abierta a las necesidades del momento, responder como dice el Concilio Vaticano II a la señales de los tiempos. Francisco era obediente al Santo Padre y a la Iglesia, siempre trabajó en la iglesia local y nosotras también tenemos que trabajar dentro”.  

Su presencia en Bolivia.

Sor Lamberta se encuentra en el país visitando las fraternidades de Santa Cruz, Chiquitos, Montero y Puerto Suárez; anteriormente estuvo visitando las fraternidades en Brasil y después irá a Argentina, tercer país donde tiene presencia en América Latina. También están presentes en  África y República democrática del Congo.

En su visita a Bolivia, Sor Lamberta afirma estar muy contenta con el trabajo de que desarrollan las Angelinas y por la integración que tiene con la vida pastoral de la diócesis. Así mismo, destaca el “numeroso grupo de jóvenes” que nutre la congregación y señala también que “las hermanas más antiguas son muy empeñadas en todos sus trabajos, sobre todo en la oración porque es la primera tarea que tenemos nosotras las religiosas” afirma.

Actualmente son 60 angelinas que se encuentran repartidas en varias fraternidades de 4 poblaciones de Bolivia (Santa Cruz, Chiquitos, Montero y Puerto Suárez) están bien integradas a la vida de la diócesis y como dice Sor Lambeta “atentas a los signos de los tiempos”

Durante estos días En estos días en el país, tuvo la oportunidad de participar en varios  momentos importantes de la vida de la diócesis, entre ellos destaca que fueron invitadas por el Cardenal Julio a celebrar la eucaristía en su capilla. La madre General se queda en Bolivia hasta el 24 de agosto.

¡Las angelinas de fiesta!

Las Franciscanas Angelina celebran su fiesta titular el 2 de agosto porque su inspiración inicial y carisma es justamente “Nuestra Señora de los Ángeles”

Sor Lamberta, Madre General de la Congregación define el Carisma de las Franciscanas Angelinas como el carisma de la paz y la reconciliación viviendo el Sí de Cristo y de María”.